Bases de maquillaje I: Cómo elegirlas según el tono de la piel

20:03

El otro día hablando con una de vosotras, me comentaba que tenía dudas a la hora de escoger una base de maquillaje que le fuera bien. No se refería a los distintos acabados según el tipo de piel, sino al tono que debía escoger. Intentaré explicarlo de una forma sencilla y lo más breve posible.

A la hora de elegir una base de maquillaje, hay que tener en cuenta:

1. Deberemos elegir siempre el maquillaje que mejor se adapte a nuestro color. La base está pensada para unificar el rostro, tanto en color como en textura, no para cambiar el color. Si creemos que tenemos la piel muy blanca y que necesitamos color, usaremos un bronceador o un colorete.

2. Algunas marcas dividen las bases de maquillaje en función de nuestro subtono de piel, para ello, crean una base de producto neutra, a la que añaden diferentes pigmentos (rosas, amarillos o ambos). Partiendo de la base de que somos caucásicas (si no lo eres, parte de la base que tengas), o blancas, para simplificar, nuestra piel tiene un subtono, que puede ser:
  1. rosa o frío (porque el subtono tira a azul).
  2. amarillo o cálido (porque el subtono tira a dorado).
  3. neutro (no podríamos distinguir ningún subtono). 
Esta plantilla está sacada de la web de MAC y representa los diferentes tonos de sus bases, los NC pertenecen a bases con subtono amarillo o cálido y las NW a bases con subtono rosa o frío. Los número van en función de la mayor o menor oscuridad de la piel. Para que os hagáis una idea yo siempre utilizo el NC15. Si comparáis los tonos con el mismo número, pero distinta letra, podréis observar lo que os he explicado.

3. A la hora de elegir un maquillaje en función del subtono, yo soy de la opinión de que deberemos elegir el opuesto al que tenemos porque ayudará a neutralizar la piel. Os pongo un ejemplo, mi subtono es rosa (ahora os diré cómo averiguarlo), si utilizo bases con pigmentos más rosados, parezco Epi de Barrio Sésamo. Esos pigmentos acentúan el tono rosa y parece que mi piel es anaranjada. Por lo tanto, siempre elijo productos que tiren a amarillo y que me conviertan en alguien normal... más o menos.

4. ¿Cómo averiguo si soy rosa o amarillo?. Lo más fácil es observando nuestras venas. Si tiran a azul o malva, eres rosa. Si tiran a verde o marrón... eres amarilla. Otra forma es, con luz natural, acercaremos a nuestra cara un folio, y así podremos comprobar a qué tira nuestro tono de piel.

5. Muchas bases, una vez aplicadas, se oxidan, así que deberemos esperar un minuto para ver cómo va a quedar realmente en nuestra piel. Otras, utilizan pigmentos clonadoras, que copian nuestro subtono, para que se produzca la reacción, también deberemos esperar, por lo que os recomiendo, que tengáis paciencia.

Hasta aqui podría ser fácil, pero el maquillaje es un poco como las tiendas de ropa... No todas tienen las mismas tonalidades, ni las mismas nomenclaturas, ni las mismas mezclas de pigmentos, así que la única forma de asegurarte es ir a una perfumería y pedir que te prueben la base. La mejor zona es en la parte alta del cuello, cerca del lóbulo de la oreja, y la mejor forma de ver cómo nos queda, es con luz natural

Aunque os pueda parecer todo esto muy complicado, no lo es tanto, una vez que sabes exactamente el tono que necesitas. Para mi es más complicado encontrar una base que vaya bien a mi tipo de piel, os hablaré de ello, en la segunda parte del post!.

Sed buenas... y tened paciencia con los maquillajes!.

You Might Also Like

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Síguenos en Facebook