Pompeya

0:00

Hoy me dejo caer cual volcán en erupción!... no, no, sin susto, que era un simple guiño al título snif...

Pompeya es un jabón exfoliante de la firma Bara, que combina la intensidad de la piedra pómez, los minerares y oligoelementos de los barros del Mar Muerto y el aceite esencial de nuez moscada con propiedades bactericidas y fungicidas para crear un potente exfoliante corporal, con una fragancia intensamente oriental.

Hechas las presentaciones... hablemos de mi (como siempre :-)). Uso exfoliantes corporales durante todo el año, es la mejor forma de eliminar esa capita blanca de piel muerta que se pone en mis piernas (una delicia). Además, cualquier producto hidratante que use, penetra mejor si tiene que traspasar menos niveles epidérmicos.

La frecuencia, en este tiempo, es menor que en verano... más por pereza que por otra cosa, diría que una vez cada 15 días en invierno.

Si tengo que elegir una presentación para este tipo de productos, elijo sin duda la pastilla de jabón. ¿Por qué?, porque los que vienen en formato crema, suelen contener algún producto emoliente o hidratante (mantecas o aceites naturales), muy bonito, pero o uso mucha cantidad y me duran dos telediarios, o el baño acaba pringado y resbaladizo, o se ponen rancios (arrgggg). Si son en formato gel... no me entero... se desparrama abundantemente y es como si no me diera nada. Los sólidos (recuerdo los de Lush), desaparecen en tres lavados... me quedan las pastillas, que duran más y se controlan mucho mejor.

He usado tres: Bahía de Lush, que retiraron el año pasado, contenía arena de playa y olor a cítrico. Citrus de Bara, arena de playa y olor a limón, menos potente que Bahía, pero más compacto (no pierde la arena), y por último... esta maravilla:


Nuestra historia de amor, puede llamarse odio-amor. Antes de usar la pastilla, me mandaron una muestra, la usé y pensé que era una tortura china. Al ser ligeramente insensible y muy machota, froté con fruición, tanto que conseguí que el jabón me arañara jajajaja, y se que no he sido el único caso!!.

Al principio es muy intenso, porque exfolia mucho, mucho, por eso hay que frotar con suavidad y dejar que resbale el jabón. Con el uso, te vas volviendo más valiente y masoquista y le pides más, así que aceleras y aceleras hasta que sales rojita como un tomate, pero con la piel nueva, nueva... y muy suave.

Mi truco infalible para saber si algo es bueno, es echarle de menos... y por eso, ha vuelto a la familia, y va a ser un placer reencontrarnos. Si sois unas sensiblonas, no os vais a enamorar, pero si habéis usado los guantes de lufa o las esponjas rascadoras de fibras naturales jejejeje... no os olvidéis de él.

Lo podéis encontrar en la web de Bara, su precio es de 4,15€ /100gr. Adelanto que en el 2013 Bara tiene previsto abrir su primera tienda física!.

Sed buenas... y a frotar sin miedo, nenazas!.

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Esto... mejor no comento los ruidos de un volcán en erupción... jis jis jis... si es que soy tan bonito... me voy a echar mis potingues matutinos!

    ResponderEliminar
  2. Si ej que estos trolls...

    ResponderEliminar
  3. No, el troll moñas soy yo!!!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta más el primero, xq tiene foto!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Síguenos en Facebook