Cinco grandes mitos sobre el cabello

0:00


Estaba escribiendo un post sobre un champú y se me ha ocurrido hablar sobre algunos de esos mitos que hemos escuchado desde tiempos de nuestras abuelas, intentando explicar qué parte hay de verdad y qué parte de mito. Comencemos:

  • Este es uno de mis preferidos: "Cuanto más cortas el pelo, más fuerte crece". Me gusta porque mi padre no para de repetirlo aún hoy. Lo siento papá... es absolutamente falso.


El pelo no tiene vida, es materia muerta, exactamente igual que las uñas. Lo que está vivo es el folículo del que nace. Cortar el pelo no va a fortalecerlo. Lo que sí podemos lograr con el corte es tener más volumen, pero simplemente porque si el pelo es más corto, pesa menos y sube más. También podremos mejorar su aspecto porque cortaremos la parte final del cabello, que normalmente, está más estropeada.

Así que no va a crecer más fuerte, aunque quizá mejoremos su aspecto.



  • Si te arrancas una cana, te saldrán dos (o tres, siete, catorce, veinticinco, hay múltiples versiones).Ooooh, también es radicalmente falsa. 
Por desgracia, todos envejecemos. Cada una de nuestras células envejece, nuestra piel envejece, envejecen nuestros dientes y nuestro pelo no iba a ser el único en salvarse. Una cana es un pelo al que la melanina le ha abandonado, que es la sustancia que le da color. De hecho, no se si sabéis que las canas empiezan por la punta y no por la raíz.

Las canas no se multiplican como los panes y los peces... Si arrancáis una, perdéis un pelo que volverá a nacer cana.


  • Es malo lavarse el pelo a diario y cuanto menos laves el pelo graso, menos graso estará.
Me encantan. Llevo cerca de 20 años lavándome el pelo a diario y esto no ha influido en su salud. Fuera de experiencias propias, la realidad es que nuestro cuero cabelludo segrega unos aceites destinados a proteger el cabello, que están directamente relacionados con nuestra producción sebácea corporal. Si nuestro cabello es graso, lo recomendable es lavarlo a diario para retirar ese exceso de sebo que no solo influye estéticamente sino que es perjudicial para nuestros folículos porque la grasa los asfixia y los debilita, lo que provoca su caída. 

Es famoso "efecto rebote" de la grasa es falso. Sí es cierto que hay muchos champús para pelo graso que son muy fuertes y que agreden el cuero cabelludo. La forma que éste tiene de reaccionar es puede ser segregar más grasa. La clave está en usar champús suaves, para uso frecuente.

El cabello que se cae con el lavado, es exactamente el mismo que se caerá sin él. Lavar el pelo no es agredirlo. La frecuencia dependerá de las necesidades de cada uno. Si está graso, lávalo. Si no, no es necesario.

Resumiendo: la frecuencia no influye en la grasa, ni en positivo ni en negativo.


  • Cepillar el cabello favorece el brillo. El mito está en el número exacto de veces que hay que cepillarlo. Lo más común que he oído han sido 100 veces al día.


Cepillar el cabello puede aportar brillo al cabello porque con el cepillado se estimula la circulación sanguínea del cuero cabelludo. Esto es cierto. Además, si lo hacéis antes de lavaros el pelo, facilitaréis el desenredado posterior y podréis evitar la caída de algunos cabellos por tirones. 

Esto no quita, que un cepillado excesivo tenga un efecto contrario en la raíz del cabello, porque se vuelva a sentir agredida. Utilicemos el sentido común. Demos unas pasadas para retirar nudos, enredos y lacas o similares y finalicemos el cepillado, con algunas pasadas suaves en el cuero cabelludo, pero nada de 100 o de 50... billetes pequeños, please.

  • Cuanto más tiempo dejes actuar una mascarilla, mejor para el pelo.

Depende. Depende del producto que apliques. Si una mascarilla te dice que está lista en 2 minutos, no te va a dar mejor resultado si la dejas 20. La regla general es que hay que dejarla actuar lo que las instrucciones digan. De mi experiencia personal extraigo la idea de que si lo que estamos utilizando es una mascarilla natural, bien hecha en casa o comprada, pero compuesta por mantecas o aceites naturales, he obtenido buenos resultados dejándolas bastante tiempo sobre el cabello (siempre de medios a puntas).

Hasta aquí los cincos grandes mitos del cabello. Si conocéis alguno más, dejadlo en los comentarios y los recopilaré para hablar de ellos en una segunda parte.

Sed buenas... y poco crédulas ;-).

You Might Also Like

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Síguenos en Facebook