Rare Earth Deep Pore Daily Cleanser

0:00


Me estoy dando cuenta de que con Kiehls me pasa una cosa muy graciosa. Empiezo probando un producto de una gama y termino con la gama entera. Si en anteriores post os comentaba lo mucho que me gustaba la gama Rare Earth Deep Pore, en concreto su mascarilla, y el tónico, hoy os voy a hablar de lo mucho que me gusta su limpiador diario.

Lo cierto es que yo no pensaba hacerme con él, no entraba demasiado en mis planes porque limpiadores faciales tengo muchos y quería ir acabando con los más antiguos para lanzarme a probar cosas nuevas, pero las circunstancias se convierten en pulsiones y una no puede hacer nada jeje. Vamos, que estaba de vacaciones y el que usaba se me acabó, y todo lo demás, ya os lo podéis imaginar.


Su eficacia no la puse en duda ni en el minuto uno. Sabía que la arcilla blanca amazónica retira muy bien las impurezas, dejando la piel muy limpia, y a la vez confortable, porque pese a ser una arcilla, no es de las que más resecan. Sin embargo, con esto no estaba todo dicho porque el tónico, tiene virtudes, pero algún inconveniente que otro.

El tónico me gustaba y me gusta para mantener los brillos a raya durante mucho tiempo. Como os comenté, no es un producto al uso, sino que en una solución tonificante incluye partículas de arcilla en suspensión, que se depositan en los poros y controlan la expulsión de sebo, sin taponarlos (por supuesto). El problema que tiene es que en mi piel mixta, a veces su uso continuado es excesivo porque reseca, circunstancia que no le hace menos atractivo, pero sí le restringe el uso.

Por eso, mi gran duda era si este limpiador me acabaría resecando o siendo muy agresivo para la piel. En un principio pensé utilizarlo sólo una vez al día, sin embargo al final me acabé animado día y noche. No sólo no me reseca, limpia en profundidad y lo mejor, y más increíble, es que con una semana de uso he podido apreciar resultados sobre mis poros... Jo, jo. Increíble. Están más limpios que con otros limpiadores y su tamaño ha menguado. No los ha hecho desaparecer, pero están más cerrados. Quizá cuando haga menos calor, tendré que cambiar de rutina, pero por el momento...

El producto es una crema con textura arcillosa, semejante a la mascarilla, pero menos densa. Contiene partículas de arcilla que exfolian con el masaje. Ya sabéis que no soy muy partidaria de exfoliar arañando, pero es bastante suave y no me irrita la cara. Y si os preocupa si hace o no espuma, sí, la hace.

El envase contiene 150 ml y su precio es de 18,50€, salvo descuento. Podéis encontrarlo en tiendas Kiehl's (ya sabéis, tiendas propias o córners en algunos Corte Inglés), o en su web.

Para quién lo recomendaría... Para todas aquellas personas que tengan problemas de puntos negros. No me atrevería con las pieles sensibles, porque son un mundo, y las secas si no tiene problemas de puntos negros, es tontería. Para las grasas, haceos con el tónico y combinar ambos productos, os gustará.

¿Lo habéis usado?, ¿qué limpiador usáis?

Sed buenas... que el winter is coming! jijiji

You Might Also Like

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Síguenos en Facebook