viernes, 24 de mayo de 2013

Bio Diccionario - El cáñamo

Para contar la historia que rodea al cáñamo o cannabis sativa tengo que hablar de la estupidez del ser humano y más concretamente de un país todopoderoso y bastante puritano, ¿adivináis?. Venga, mini cuento:

Érase una vez una planta que se cultivaba hace más de 8.000 años en todo el mundo. A la gentucilla pobre le gustaba porque con las semillas comían y se alimentaban estupendamente, con las fibras se vestían, elaboraban múltiples productos, como papel, ropa, recipientes, etc y encima les curaba algunas enfermedades. En esto estaban cuando en los años 30 del siglo pasado llegó Papá, prohibió su cultivo (en general) por ser marihuana y a cambio les dio una pistola a cada hijo, que no colocaba tanto y servía para jugar a "a que te pillo y te mato".

Comencemos aclarando conceptos: Cannabis sativa es el nombre científico de la planta del cáñamo. Alguna de las variedades de la planta, tienen altas concentraciones de THC y si te la fumas, da risa. El resto, tiene THC pero en concentraciones mínimas, aptas para el consumo del público en general y permitidas por sanidad.


Las propiedades del cáñamo son interminables: 
  • Es una fuente natural de anandamida (palabra que proviene del sánscrito ananda que significa "felicidad o éxtasis"), que es un cannabinoide que nuestro cuerpo sintetiza de forma natural para equilibrar nuestras reacciones químicas internas, principalmente del sistema nervioso central (fuente: www.salud.es). Ayuda a regular nuestro humor, nuestro estado anímico y el sueño. Esta sustancia también está presente en otros alimentos como el cacao y los erizos de mar.
  • Estimula la producción de serotonina, lo que ayuda a detener el proceso nervioso que provoca la migraña.
  • También está indicado para el tratamiento del dolor: artrosis, reumatismo, dolores menstruales, etc.
  • Las semillas tienen un alto valor nutricional. Contienen vitaminas B y E y es rico en grasas insaturadas (omega 3, 6 y 9), lo que ayuda al control de los niveles de colesterol en sangre. Tienen un alto contenido en fibra y ayudan a depurar el organismo.
En lo que se refiere propiamente a sus usos cosméticos, el aceite de cáñamo es rico en ácidos grasos esenciales, principalmente de ácido linoléico, con porcentajes superiores al aceite de onagra o de sésamo. La característica fundamental de este principio es que regenera los tejidos y ayuda a mantener el equilibrio lípido de la piel. Está indicado para tratar problemas de dermatitis atópica, porque disminuye el picazón y el dolor y repara la piel.

Y hasta aquí el Bio Diccionario de hoy. Espero que os interesen este tipo de entradas.

Sed buenas... ¡y dadle al cáñamo!.
Share:

2 comentarios

  1. Hola, nos encanta tu artículo, claro y directo. ¡Y más nos gusta que te hayan gustado nuestras infusiones! Muchas gracias por compartir tu opinión con todos.
    www.soloinfusiones.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias!. Vuestras infusiones de cáñamo son fantásticas

    ResponderEliminar

© Eileancircle - Blog de Belleza y Cosmética | All rights reserved.
Blogger Theme Created by pipdig