lunes, 1 de octubre de 2018

Best & Worst - MÁDARA Organic Skincare


Llevo tiempo dando vueltas a la idea de escribir revisiones globales de marcas de las que he probado muchos productos. Habitualmente me mandáis privados en IG consultándome sobre qué es lo que os recomiendo de "X" marca porque os apetece probarla y no sabéis por dónde empezar. Pretendo que sea algo ligero y que funcione como una especie de guía. De muchos de los productos, tenéis review en el blog y del resto, o irán apareciendo o no creo que merezca la pena hacerla. 

Inaugura esta nueva sección, la letona MÁDARA Organic Skincare, una marca de cosmética natural que aterrizó en mi vida hace algo más de tres años y durante los cuales he ido probando diferentes productos. Me he centrado fundamentalmente en cuidado facial, pero hay también algo de corporal.

La idea general que tengo de ella es que tiene una buena relación calidad/precio en sus gamas más básicas aunque no tan buena si nos vamos a las gamas más altas. Valoro su dinamismo que impide que quede estancada, habiendo evolucionado muy positivamente en estos años y llegando a tener una variedad de productos bastante amplia aunque tengo la sensación de que, las novedades que he ido probando, no han superado a los primeros productos que probé de ella.

Sus texturas son agradables al igual que sus aromas y sus resultados son buenos aunque en algunos casos discretos. Hace relativamente poco tiempo han sacado nuevos productos que no he llegado a probar porque es de esas marcas que me acaban aburriendo. Lo último no ha acabado de convencerme y las ganas de seguir investigando, se han esfumado. 
MÁDARA Organic Skincare
MÁDARA Organic Skincare

Viendo la foto está claro que me he dedicado a esquivar los limpiadores faciales. Jabones sólidos, espuma limpiadora, leche limpiadora y agua micelar. Ninguno de los cuatro formatos son de mis favoritos y nunca me han llamado la atención.

Tónicos he probado dos: Balancing Toner, de la línea básica, con una buena relación calidad/precio, agradable de usar y con buenos resultados y el Cellular Nutrients, de la gama Time Miracle, que no me gustó nada y creo que a nadie porque parece que lo están retirando. Su tendencia a escupir, unido a un olor a alcohol excesivo creo que han tenido bastante culpa. 

Los sérums y aceites tampoco han sido el foco de mi atención. Solo he usado el aceite Radiant Energy, un buen amigo de día y un mal compañero de noche para pieles con tendencia a la sequedad y con cierta edad, como la mía. Ligero, cargado de antioxidantes, hidratante pero poco nutritivo. Mejor para pieles jóvenes.

Tres productos de tratamiento han pasado por mi vida, dos exfoliantes y una mascarilla. Su Peel fue mi favorito hasta que mi piel dijo basta. No apto para pieles sensibles ni para olfatos intolerantes a los olores acres. Su Scrub ha sido un aliado en tiempos complicados porque la exfoliación que proporciona es ligera aunque efectiva y tiene una fórmula a medio camino entre la crema y el aceite y es bastante nutritivo; su mascarilla SOS fue una decepción absoluta porque no hidrata más allá del momento en el que te la aclaras y no soluciona ni mínimamente la deshidratación. 

Las hidratantes faciales han sido un campo muy explorado. Como idea general, creo que las gamas más altas no merecen tanto la pena como las básicas. La línea "Deep Moisture" está integrada por diferentes hidratantes orientadas a los distintos tipos de piel. El fluido (pieles mixtas) y la crema (pieles secas) son productos que me parecen estupendos, cumplen a la perfección su misión, tienen texturas agradables y proveen un nivel de hidratación muy bueno. La crema de noche es agradable y deja la piel muy cómoda y elástica pero tampoco me dijo mucho más. 

La mejor crema de la marca pertenece a la línea "SOS Hydra" orientada a tratar las pieles deshidratadas. Tiene una textura maravillosa y funciona tanto en pieles mixtas como en pieles más secas. Consigue recuperar la piel, incluso recuperar zonas con descamación o muy secas sin resultar pesada. 

Lo peor, en mi opinión, se llama "Time Miracle", una gama antiaging revolucionaria que cambia el agua por savia de abedul en sus formulaciones, por su altísimo contenido en antioxidantes. He usado la crema de día, la de noche y el contorno de ojos. Todos pecan de de lo mismo: no hidratan lo suficiente. Además, la crema de día promete iluminar la piel y vaya si lo hace, pero porque lleva mica, no porque mejore la luminosidad de la piel. Su precio dobla a la gama hidratante y no me parece que la iguale. 

Nada distinto puedo decir del fluido de la línea "SMART". Promete antioxidantes y disminución de líneas finas... No dudo de lo primero, niego lo segundo. 

Por último, la maravillosa Daily Defense Cream, una crema con textura bálsamo perfecta para tratar cualquier zona muy seca, con necesidades altas de nutrición y el bálsamo Plump Plump, bastante decente aunque los labios agrietados siguen ganándole. 

MÁDARA Organic Skincare
MÁDARA Organic Skincare

De la línea con protección solar, lo mejor es la CityCC: es ligera, deja la piel bonita, tiene dos tonos y el  light se adapta bien a las pieles claras. Le pongo una pega: SPF15... podría ser 30. Todo lo contrario digo del SPF30 facial: lo único bueno que tiene es la protección. El corporal es más pasable. 

Dos desodorantes: el Herbal, que cumplía a duras penas y el Soothing que acabó en la basura porque no llegaba a cubrirme ni 6 horas.

Los jabones no son nada destacable. Están elaborados a base de aceite de palma, motivo suficiente para buscar más opciones. Tiene un olor suave y no son especialmente nutritivos.

El verano pasado (2017) lanzaron 3 jabones líquidos y este año, han convertido dos de los aromas, en gamas, con más productos. De la línea Mint Absinthe, tengo el jabón líquido y es bastante agradable, refrescante y su dispensador es limpio y cómodo; de la línea Infusion Blanc, tengo su crema de manos, que tiene un olor suave, floral y que nutre bastante bien la piel y, de la línea Infusion Vert, tengo su Body Cream, una crema densa, nutritiva, con un olor bastante destacado a melissa. 

Por último, de la línea para bebés, probé la loción corporal Cloudberry & Oat. A nivel de textura y nutrición estaba muy bien pero me sorprendió en su día, la cantidad de perfume que tenía. Hoy, después de haber probado las de las líneas Infusion (crema de cuerpo y de manos), me sorprende la poca intensidad que tienen en comparación. 

THE BEST: Sin duda alguna me quedo con su hidratante SOS, la Daily Defense Cream y el Peel para quien lo aguante. 

THE WORST: Por su relación calidad/precio, la gama Time Miracle; por su inefectividad el desodorante Soothing y porque es horrible, el Cellular Nutrients mist.

Hasta aquí el repaso. Si os interesa que lo haga de alguna marca en especial, dejádmelo en comentarios. ¿Habéis probado algo de MÁDARA?

¡Sed buen@s!
Share:

6 comentarios

  1. Tengo muchas ganas de probar esta marca, así que tomo nota.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Es de lo mejor!! Me enganché a la marca por ella y no he encontrado demasiados productos que estén a su altura!

      Eliminar
  3. No he probado nada y me ha parecido super útil tu entrada. Si que me apetece ir mirando alguna cosa pero teniendo en cuenta tus recomendaciones.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Ese era el objetivo. Tiene cosas interesantes y una relación calidad/precio bastante buena! Besos

      Eliminar

© Eileancircle - Blog de Belleza y Cosmética | All rights reserved.
Blogger Property of Eileancircle