sábado, 12 de septiembre de 2020

Au Revoir - Productos terminados invierno 2019-2020

Saco a pasear el flagelo y acaricio mi espalda con él. Llevo un retraso más que considerable en esto de enseñaros los productos terminados. Lo más gracioso es que pensé sería menos (mi retraso) si los agrupaba por estaciones... pues no. Me callo y empiezo que, el de hoy, es un post interminable. 

Rostro y maquillaje:

Productos terminados, au revoir

Comenzamos con una mascarilla purificante, la Detox Dust de Bybi. No soy mucho de utilizar este tipo de productos porque a mí me dan pereza y a mi piel, respeto. Sin embargo, este en concreto tenía unos puntos muy positivos: era en polvo por lo que no se secaba en el envase; era cómoda de aplicar y usar porque dejaba una capa fina y se secaba rápido y los resultados eran buenos: poros más reducidos y muy limpios. No repito porque tengo otras parecidas. 

Las aguas micelares y yo tenemos una relación amor/odio. Tengo la sensación de que no son todo lo suaves y efectivas que deberían ser y siempre me dejan una sensación algo pringosa. Sin embargo, me gusta tener alguna en mi armario. La de Biofficina Toscana (agua micelar a los frutos rojos) no me ha gustado especialmente. Suelo usarlas sobre todo para terminar de retirar el maquillaje de ojos y me escocía. En la piel tampoco era nada especial y me dejaba una sensación muy pegajosa. No repito. 

Siguiendo con productos de la marca, el Sérum reequilibrante diré que me he cansado de repetir que es una maravilla a un precio muy económico. Se lo recomiendo especialmente a las pieles sensibles que quieran un producto ligero e hidratante, que calme su piel. He repetido varias veces y no descarto repetir. 

El azul es el claro ejemplo de que tengo una vena algo masoquista y me empeño en terminar lo que no me gusta. El Tropical Super Serum de Lani empezó a no gustarme el primer día que lo probé y os podéis imaginar que la cosa no mejoró. Pesado de textura y poco sensorial. No repito. 

Las últimas novedades que probé de Evolve Beauty fue su gama Multipeptide y es, de lejos, la que más me gusta. Tanto su sérum como la crema son una delicia para una piel seca y/o madura. Una textura de crema densa, no excesivamente pesada y con un aroma a cacao suave pero rico. Podría repetir. 

Si buscáis un contorno de ojos con una relación calidad/precio excelente, bastante hidratante pero ligero, que trate los signos de la edad y las bolsas, deberíais probar el Expert Eye Duo 1 de Jane Scrivner. Mi contorno favorito del momento. He repetido. 

El aceite para el contorno de ojos Ba+S de Odacité es un producto que hay que comprender. Su principal dificultad son los 5ml. que trae, a un precio que ronda los 50€. Según google, eso se traduce en 100 gotas (depende del gotero, puntualizo) ergo 0,50€ por gota. Caro, bastante caro. Yo usaba una única gota mezclada con el contorno de ojos cada noche. Noté una mejoría considerable de la nutrición de la zona y, consiguientemente, disminución de las líneas de expresión (se ven menos). Desde entonces, siempre combino un aceite con una crema. No este, otro (made by me) y los efectos son similares así que no repito. 

También he terminado el Firming and Calming Eye Contour de Shui Botanicals. Tiene una buena relación cantidad/precio, una textura ligera y sedosa que se absorbía fácilmente, pero no cubría todas mis necesidades de nutrición. Creo que en una piel más joven o menos exigente, podría funcionar muy bien. No repito. 

EOS Vanilla... Creo que es el último y prometo que así será. Los EOS son bálsamos agradables, con buenos sabores, divertidos... pero nutren poco. Además que he usado tantos, que me he aburrido. No repetiré, lo juro.

Soy bastante alérgica a los productos con mucha fama porque mis expectativas no se suelen ver cumplidas. La mascarilla más famosa de Fresh Beauty es, sin duda, la Rose Face Mask. Me cansé de verla en vídeos de youtubers americanas antes de que la marca se pudiera conseguir fácilmente en España y, cuando pude hacerme con ella, me di cuenta de que, pese a que la fórmula podría ser mejor, hidrata muy bien la piel (ojo, hidrata) y la experiencia de uso es más que agradable. Compré la minitalla, usando la neurona que funciona y me ha dado para bastantes usos. Podría repetir. 

Continuando con mascarillas, la Beauty Activate de Alkemie es una mascarilla exfoliante enzimática. Más allá de que funcione, que lo hace y deja la piel radiante, su principal ventaja es que podía usarla sin problema aunque mi piel es sensible. Me ha gustado mucho y podría repetir también.

Seguimos con dos productos de la marca S5 Skincare. Si me seguís desde hace algún tiempo, sabréis que es una marca que siempre me ha gustado mucho pero... llegó la reformulación. Esto es un tema bastante frustrante porque es prácticamente imposible que un producto que pruebas y se convierte en tu favorito, vaya a mejorar cuando cambian la fórmula y eso es precisamente lo que me ha sucedido. Me enamoré del Sérum Calm, para pieles sensibles, porque me dejaba la piel aterciopelada, calmaba rojeces, hidrataba suficientemente y tenía un olor delicioso. La nueva versión es parecida pero los resultados en mi piel son menos espectaculares. Es más ligero, hidrata menos, calma bien y huele menos rico. La Serenity Cream de la misma línea es un poco lo mismo. En mi opinión han intentado "democratizar" la línea y hacerla apta para una horquilla de público más amplia pero a mí me han perdido en ello. No repito. 

Otros dos productos de la misma marca, en esta ocasión Nui Cosmetics. Su Natural Liquid Foundation, de la cual tenéis review, sigue siendo mi favorita: es ligera, tiene una cobertura media, un acabado natural, es muy cómoda de llevar y deja la piel radiante. La máscara de pestañas también funciona bastante bien. El pigmento tiene una intensidad alta, da volumen y separa bien las pestañas. Su problema es que se seca en seguida. Repetiría con la base, no con la máscara.

Del solar de Salt & Stone os hablé la semana pasada en profundidad así que no me quiero extender mucho. Me gustó pero el fantasma de la reformulación ha vuelto. No sé si ahora funcionará igual. No creo que repita. 

Por último, el Lasting Precision Automatic Eyeliner and Khôl de KIKO. Podría tener un nombre más largo, no penséis que no. Asumiendo mi parte de culpa y no funcionando mal, no repetiría nunca porque la mina tiene una tendencia obsesiva a partirse y se evapora con mirarla. El pigmento es intenso, se desliza con facilidad, aguanta bien pero se gasta rápidamente, se parte y se despunta asquerosamente. Prefiero mil veces el Longlasting de Essence (que además es mucho más económico)

Cuerpo y cabello:

productos terminados, au revoir

Estuve guardando como un tesoro el jabón Crush de Kia Ora Botanicals hasta que me quedé sin jabones y tuve que tirar de él. Fue una edición limitada de San Valentín y se colocó en el podio junto a Pangea, ocupando el número uno de mis favoritos. Repetiría sin dudarlo. 

Otros dos productos de la marca son el champú Rosmarin, que habéis visto en cientos de ocasiones y con el que siempre repito y la barrita hidratante Joy que me ha gustado mucho cómo huele aunque, al final de su vida útil, me dio algún quebradero de cabeza porque el corazón estaba como granulado y me costó mucho aplicarla. Tengo otros de ambos así que, repito. 

La idea esta de unir champú y acondicionador en un solo producto siempre me ha parecido buena aunque no puedo evitar pensar que no es otra cosa que un champú hidratante. El Zinc & Sage Shampoo de John Masters Organics no ha sido un gran hallazgo. No tengo el cuero cabelludo sensible así que no os puedo decir cómo funciona. Como champú no me ha gustado nada. Me dejaba el cabello sin volumen, no pesado pero sí pegado a la raíz. A mí me olía a yogur de coco, nada de salvia. No repetiré. 

Me siguen quedando productos de la línea de Cardamomo y té blanco de Fresh Line Cosmetics y siguen siendo mis favoritos. Os resumo la historia: no se vende en España y me la trajeron de Alemania. Ahora ya no se encuentran estos productos. Tengo más así que, he repetido. 

Si alguien duda de que me gustan mucho los desodorantes de The Natural Deodorant que deje de dudar. En cada post de terminados saco varios y este no iba a ser menos. Dos versiones Vanilla Manuka y Grapefruit Mint, ambos de la gama Clean (gama de protección intermedia, con bicarbonato). Me han gustado mucho ambas y sigo usando estos desodorantes así que, he repetido. 

Continuamos con Lush. El spray corporal Sakura fue una edición limitada que ahora han sacado a la venta en el tamaño grande de 200 ml. Tiene un olor floral destacando el limón, la mimosa y el azahar. Si os gusta el exfoliante Rub, rub, rub, huele similar. No es de mis favoritos así que no repito. El pedacito amarillo es el gel de ducha sólido de Honey I Washed de Kids. Soy muy fan de estos geles sólidos y este y el de American Cream son mis absolutos favoritos. No es solo que no contengan envase, es que no resecan la piel como sí hacen la versión líquida. Si os gustan los aromas, ni os lo penséis. Repetiré y repetiré. Por último, eso turquesa es lo que queda de la hidratante corporal sólida Once Upon a Time, con olor a la burbuja So White o a manzanas verdes. Salió para navidad hace un par de años y la compré porque el olor también es de mis favoritos. Tengo algunas de otros aromas así que, he repetido. 

Una señora como yo, que vive prácticamente pegada a una crema de manos, no podía vivir (no se cómo lo hacía) sin haber probado una de las mejores, según el criterio general. Se trata de la Crema de manos de karité (packaging especial aparte) de L'Occitane. Después de haberla probado, me asalta la duda de si mis manos son extraterrestres o la gente que dice tener las manos muy secas, mienten como bellacos. Me inclino por lo segundo (tamaño normal, cinco dedos, color rosadito). En mi opinión es un crema de manos bastante común, que deja una sensación pesada en las manos pero que no se traduce en una mayor hidratación y/o nutrición. Además, el olor no me parece nada destacable. Tristemente, he repetido porque compré dos :-(.

El último producto que os enseño es la Mascarilla capilar de banana de The Body Shop. El plátano me recuerda a la piña en la pizza, vivimos entre detractores y enamorados de su olor. Soy de las últimas. Me gustaba porque sí notaba una mayor hidratación pero no me daba un peso excesivo (mi gran temor de siempre). Creo que para cabellos gruesos o que tengan una necesidad alta de nutrición, puede quedarse corta. No suelo usar este tipo de productos con mucha frecuencia así que no repito.

Si habéis llegado hasta aquí, muchas gracias y ¡felicidades! Tiene mucho mérito. Si habéis probado alguno de los productos, me encantaría que me contaseis qué opináis de él. 

¡Sed buen@s!
Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Eileancircle - Blog de Belleza y Cosmética | All rights reserved.
Blogger Property of Eileancircle